26 octubre, 2013

Volver


Algún día íbamos a volver.
En realidad nunca nos fuimos, sólo nos pusimos en "mute", como el botón del control remoto.  
Hablando del control ¿se acuerdan de aquella película de Adam Sandler en la que manejaba su vida a piacere desde el control remoto? Él decidía qué escuchar, a quién silenciar, en qué momento, que situación ameritaba un fast forward y cuál rebobinar.  A veces, estaría bueno.  A todos nos gustaría pasar momentos o escenas de largo y otras, en cambio, detenerlas en el tiempo. 
Nuestro Octubre fue una de esas escenas para saltear y se reflejó en el blog. Hubiese venido bien el control remoto mágico de la peli, pero de haberlo tenido capaz perdíamos la noción del tiempo como le pasaba a mi amigo Sandler. 
En definitiva, hay situaciones que aunque nos agarren desprevenidos, no queda otra que atravesarlas. A veces el costo es alto, pero de todo se aprende. 

Gracias a la flia, amigos y compañeros que nos contuvieron y siguen brindando su apoyo incondicional. Los queremos mucho!

Volvemos al blog y no es casualidad haber elegido esta semana. 
Hace un par de días el vecinito de enfrente cumplió 5 años! Cinco años de compartir cosas que nos hacen bien...lugares para visitar, cosas que comprar, películas que nos hacen emocionar, sueños por cumplir...
Después de haberme prestado la oreja (o el teclado, no se) lo menos que merece el vecinito es que retome la actividad bloguera...de a poco, como me salga. A veces será una foto, una imagen, una nota, una película, un lugar...
Tengan paciencia y sigan pasando por el barrio. 
El vecinito puede guardar silencio un tiempo, tomarse licencias pero siempre está, a la vuelta de la esquina.

Volvimos al blog y...al cine! pero eso ya es tema de otro post. 
Buen finde!!!!

2 comentarios:

  1. no se que te paso... pero fuerzas... mil besos

    ResponderEliminar