20 agosto, 2015

Los libros gordos de Karl Ove


Yo siempre pensé que acarrear un libro gordo, de lunes a viernes, a primera hora de la mañana, medio somnolienta, haciendo equilibrio para no caer ante las frenadas del subte o colectivo, cartera al hombro, incluyendo la vianda sana para el almuerzo, no era negocio.

Hasta que conocí al noruego Karl Ove.

Podemos olvidarnos de meter en la cartera la agenda, el portacosméticos, cualquier cosa...menos sus libros. 
Las quinientas páginas que conforman el primer libro, La muerte del padre, fueron leídas en tiempo récord: 10 días. Durante esos días, el libro y yo fuimos uno. Me acompañó en un almuerzo de sábado lluvioso, en la cama, en el sillón, en infinidad de viajes, en un café en pleno centro, con mi pequeña Brie reposando en mi pecho...

Esta semana empezamos Un hombre enamorado, el segundo tomo de los seis volúmenes autobiográficos, aunque por el momento se editaron tres de ellos. 
De la muerte del padre al detalle minucioso de la paternidad. 
Seiscientas y pico de páginas por delante que prometen y auguran muchas más tardes de felicidad, aunque tengamos que seguir haciendo equilibrio o cargando la cartera. 

Y sí, si se están preguntando si este año sale el balance de lecturas en el vecinito la respuesta es SI. Y desde ahora se que Karl Ove se ganará un lugar especial este año.

Sólo puedo decirles ésto: si se atreven, no dejen de leerlo.
Nos vamos a seguir leyendo!

2 comentarios:

  1. Nueva en el barrio. Feliz de haber encontrado este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Gabriela! Muchas gracias por el elogio!

      Eliminar